Elena Jiménez crhoy.com

La Mina Bellavista tiene el derecho al beneficiamiento en Aguas Buenas de Mirarmar, así lo asegura Donald Brown, representante de Materiales Procesados (apoderada legal de la mina), y Guido Cubero, ex funcionario de la Secretaria Técnica Ambiental (SETENA) y actual abogado de la empresa minera. Esto tras el fallo de SETENA, que rechazó la ampliación, conocida como el D1 y tramitada por los mineros.

Ellos aseguran que “la concesión de la mina está dada desde el año 56, por 99 años. La concesión está vigente y no se está variando la explotación, que va a salir como estaba: sacando material dentro de la misma mina, con la moliente y después es llevada a través de un tubo a unos molinos donde se va a hacer el proceso de lixiviación para extraer el oro y depósito final de desechos”, aseguró Guido Cubero.

Los jerarcas de Metales Procesados, empresa financiada por B2Gold, de capital canadiense; explicaron a CRHoy.com que presentaron el D1 porque quieren llevar el proceso a Agua Buenas de Miramar “por seguridad”. “Es la forma más segura de trabajar el proceso final, por una cuestión de topografía, pues es plana. Además la formación geológica que impera en Monteverde, que es una zona sujeta a deslizamientos a diferencia de la que se registra en Tilarán (que es roca dura, no sujeta a deslizamientos) la hace más apta para desarrollar el proceso final de producción de oro”, señaló Brown.

Los representantes de Metales Procesados insisten en que lo que quieren hacer no es un proyecto nuevo. “Esa pulpa que se lleva es un lodo de agua y arena y el proceso final, la succión de oro, se llevaría a cabo en la planta de Aguas Buenas y la empresa tiene derecho a trabajar ahí por el derecho al área del beneficiamiento. Esta área es algo que se da conjuntamente con la concesión. No puede haber área de beneficiamiento sin concesión”, alegaron Brown y Guido.

Ambos explicaron que la Mina Bellavista, técnicamente, cuenta con una concesión de 7 kilómetros cuadrados. Es decir tienen 17 000 hectáreas, pero la explotación está concentrada sobre 7 000 hectáreas. Se cuenta con un área de beneficiamiento, que no necesariamente debe estar dentro del área de la concesión”, indicaron los personeros de la Mina Bellavista.

“No se tiene claro si Agua Buena está dentro del área de la concesión, pero yo puedo sacar una viabilidad aunque no tenga concesión minera para poner una planta de beneficio”, agregaron ambos representantes de Metales Procesados.

Sin embargo, aunque SETENA rechazó esta solicitud, la Mina planteará su oposición.

No hay contaminación de agua

En cuanto a la supuesta contaminación del agua que provocó la mina, los personeros de Metales Procesados aseguran que no existe un expediente que diga que se dio contaminación. “No hay documentos técnicos que señalen problemas de agua en la zona y hemos estado abiertos a la fiscalización. Se pueden decir muchas cosas pero no hay documentos que aporten y que demuestren esas anomalías”, puntualizó Donald Brown.

Agregó que los bosques que conserva la mina resguardan las nacientes de agua de Puntarenas. “Si eso no hubiese estado en manos de Bellavista, ya hubieran sido talados”, dijo con seguridad Brown.

Prosokioc